martes, 30 de agosto de 2011

REFORMA CONSTITUCIONAL




La USO rechaza el contenido de la reforma constitucional por el fondo y la forma de la misma.



La USO, junto con  otras organizaciones sindicales y sociales hace el siguiente llamamiento para expresar públicamente su rechazo a la reforma constitucional que se propone, pidiéndole a los diputados/as y senadores/as de que no la voten favorablemente en el trámite parlamentario, y aún así de que si la propuesta es aprobada por el Parlamento sea sometida a referéndum.

No se puede hacer  una reforma que no resolverá los problemas de crecimiento y de empleo que necesita España para iniciar la salida de la crisis, ni en la forma en que se ha materializado, al final de la legislatura y deprisa sin un debate profundo sobre el contenido de la misma y sus consecuencias. 


LAS ORGANIZACIONES SOCIALES CONTRA LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN Y POR LA CONVOCATORIA DE UN REFERÉNDUM

Las organizaciones sociales  acuerdan manifestar públicamente su rechazo a la propuesta de reforma de la Constitución Española elaborada por los responsables de los grupos parlamentarios del PSOE y del PP, pedir a los diputados y senadores de todos los grupos parlamentarios que no la voten favorablemente y que, en el caso de que la propuesta fuera aprobada, se convoque un referéndum para su ratificación.

Consideramos que por su contenido y por sus plazos de aplicación esta reforma no va a ayudar a la reducción de los niveles actuales de déficit público que sólo puede lograrse sin deteriorar gravemente el tejido económico y social de nuestro país, mediante la promoción del crecimiento económico y el empleo, una reforma fiscal equitativa y progresiva y un permanente rigor en el uso del gasto público.

Al mismo tiempo impone una grave limitación a la autonomía de los gobiernos democráticos y a la capacidad de autogobierno presupuestario de las diferentes administraciones públicas.  Esto afectará gravemente a su capacidad de utilizar la política presupuestaria al servicio de los objetivos de la política general. Supuestamente motivada por los ataques especulativos a las deudas soberanas, la reforma introduce en nuestra máxima norma jurídica  un factor económico de carácter netamente procíclico que puede llegar a impedir la acción de los gobiernos para que nuestra economía no entre, en el futuro, en una recesión. Constituye también una amenaza permanente para las prestaciones e instituciones del Estado de bienestar, las políticas sociales y la cooperación para el desarrollo.

Si el contenido es rechazable, el procedimiento que se va a adoptar para su aprobación es inaceptable: se va a producir con la legislatura agotada, se anuncia en pleno período de vacaciones, se quiere aprobar definitivamente transcurridos sólo quince días desde que el Presidente del Gobierno la propusiera el 23 de agosto, se quiere realizar sin debate político ni social de ninguna clase y, finalmente, sin que la reforma sea sometida a referéndum.

Por todo ello y teniendo en cuenta que su contenido –la constitucionalización de la obligación de equilibrio presupuestario y límite de la deuda en las cuentas de las administraciones públicas- es una opción ideológica y política que además de ser errónea e inútil tiene un carácter marcadamente conservador, podemos afirmar que esta reforma rompe el consenso constitucional sobre el que se basó la elaboración de nuestra Carta Magna.

Ante la gravedad de este proceder, las organizaciones sociales abajo firmantes consideran necesario que la ciudadanía exprese públicamente:

1.     Su rechazo a la reforma constitucional que se propone

2.    La petición a los/as diputados/as y senadores/as de que no la voten favorablemente en el trámite parlamentario.

3.   La exigencia de que si la propuesta es aprobada por el Parlamento sea sometida a referéndum

Para ello, las organizaciones firmantes  llaman a la ciudadanía y a las fuerzas políticas y sociales a que participen en las movilizaciones que se convoque. Conscientes de la necesidad de trabajar por la convergencia de todas las organizaciones y plataformas que estamos contra esta reforma de la Constitución, acuerdan en particular:

1.    Convocar concentraciones y manifestaciones los días 31 de agosto y 1 de septiembre en las distintas localidades del Estado español

2.  Apoyar la participación en las demás concentraciones y movilizaciones que se convoquen estos días contra la reforma de la Constitución y por la convocatoria de un referéndum

3.   Apoyar iniciativas de diferente naturaleza, en particular la recogida electrónica de firmas

4.   Culminar con una manifestación en Madrid el próximo martes, 6 de septiembre a las 19:00 entre Cibeles y Sol.
                                                                                                      

martes, 23 de agosto de 2011

¿¿ MEDIDAS ANTICRISIS ??

 
PRIMERO  LOS  CIUDADANOS 
DESPUÉS  LOS  MERCADOS
 


 
La USO considera que las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros llegan tarde y sólo son buscan contentar a nuestros socios comunitarios, anunciando un recorte del gasto público a través de racionalizar el gasto farmacéutico  y de incrementar los ingresos mediante un adelanto de la tributación del impuesto de sociedades.
 

La rebaja temporal del IVA para la adquisición de la vivienda habitual, no aportara nada a los ciudadanos sino pueden acceder al crédito para financiar la adquisición y por tanto creemos que lo prioritario debería ser facilitar el acceso al crédito a las familias, autónomos y pymes.

El adelanto del impuesto de sociedades (solo algunas empresas)  es un anticipo a cuenta para que el Gobierno obtenga liquidez,  ya veremos cómo quedan las cuentas cuando se cierre el ejercicio correspondiente a 2012.

El decreto-ley con las nuevas medidas anticrisis será presentado el próximo martes en un pleno extraordinario del Congreso de los Diputados.

miércoles, 10 de agosto de 2011